ZYANYA

DESEOS DE LA NOCHE v"""v

PREFACIO
Caminando bajo la oscuridad, jugueteando con las olas del viento, alimentándome de los vivos, mirando como fluyen la vida atreves de los años, ver pasar el tiempo frente a mis ojos, ver como unos nacen y otros mueren, conociendo mortales y lugares, pintando e inspirando, nadando en un mar de recuerdos borrosos, solo, caminando entre las sombrías calles de la eternidad sin una compañera, sin encontrar mi alma gemela. Muchos mortales anhelan lo q yo tengo quisieran ser como yo pero no saben que ser un condenado no es tan fácil como parece creen que ser inmortal es lo tenerlo todo, mas no piensan en que verán morir a sus seres queridos y tendrán que alimentarse de la vida de otros.
Causa un poco de gracia enterarse de los deseos de un mortal al querer pertenecer al inframundo, sin saber que lo que les espera es la sola y fría eternidad.

586 a.C

Antes de morir, si es que a esto se le puede llamar muerte, tampoco le llamaría vida, solía servirle al rey Argos III como capitán y comandante de su ejército; recuerdo la última batalla al frente de ese ejército los rostros de mis soldados, recuerdo únicamente el momento antes de mi muerte, sentí como una lanza atravesaba mi estomago vi los ojos de mi enemigo satisfechos de mi muerte, Koren gritaba mi nombre con fuerza mientras yo moría lentamente, fue entonces cuando mire los negros ojos de Amrraim, un legendario guerrero que había muerto ya hace años; fue entonces cuando se acerco a mi, rasgo la piel de su muñeca y la acerco a mi boca —¡bebe!— dijo mirándome fijamente.                                      Mi aliento era poco y él acerco aun mas su muñeca sangrante a mi boca  —¡bebe Zarek, bebe y vive!— con las pocas fuerzas que me sobraban tome su mano y comencé a ingerir el liquido que de ellas brotaba. Sentí que el aire me faltaba, que el líquido me quemaba el cuerpo, sentía dolor, miedo y el frio abrazo de la muerte. – ¡Tranquilo Zarek, solo tu cuerpo muere!—dijo Levi mirando el dolor que mi cuerpo sentía; después, de la nada deje de sentir dolor, quería mas de ese liquido; pude ver sus recuerdos, sus conocimientos, sus emociones atreves de su sangre. —vamos levántate Zarek debemos irnos de aquí no es seguro para nosotros— dijo Levi, sentí como el sol aguijonaba mis ojos y quema ligeramente mi piel, tenia un extraño ardor en la garganta, mire a Koren, buscaba mi cuerpo, él, era como mi hermano, paso entonces por mi mente regresar por él, pero Levi me lo impidió, —vamos Zarek, no tenemos tiempo para esas cosas, después regresaras por el— dijo mi entonces protector.
Caminamos de manera veloz, aunque no sabia como era que nos movíamos tan rápido, me era difícil comprender que estaba sucediendo, ¿porque estando a punto de morir de la nada recobre fuerzas? Con ese veloz desplazamiento entre guerreros y murallas como llegamos a un alejado castillo entre dos grandes montañas, él me dejo caer en la cama de una elegante habitación. —Explica que sucede, porque me siento mejor que nunca, porque ese escozor en mi garganta, porque ese deseo de beber sangre, ¡explícalo!— le exigí a Amrraim —tranquilízate Zarek, todo tiene su explicación—contesto mi entonces compañero, — ¡pues dila explícame que sucede!—.

        —Bien, te lo explicare en pocas palabras, te concedido el don de la inmortalidad, por tus habilidades de batalla y tus dones sobrenaturales, posees dominio sobre el agua te e convertido en algo inimaginable, un semidiós inmortalizado al fin— dijo con aire de superioridad. —¿Inmortalizado?, ¡Tengo que ver a Koren! — le exigí a mi acompañante. —Zarek, aun no es tiempo de que él se una a nosotros, antes, tienes mucho que aprender.— Continúo sin esperar mi respuesta. —Quisiera saber que otros poderes has desarrollado, ya que tu domino sobre el agua es espectacular— me quede atónito al escuchar su respuesta, no sabia que pensar, en realidad estaba confundido <<un semidiós, inmortalizado al fin>> no alcanzaba a comprender la realidad de sus palabras. —¡Tengo sed!— dije sin pensarlo, sentía resequedad en mi garganta y debilidad en mi cuerpo. — ¡tengo sed!— grite, Amrraim me miraba admirado, al parecer orgulloso de lo que veía —¿que miras?, ¿acaso no me escuchaste?, ¡tengo sed!— dije molesto, el evoco una sonrisa torcida —la razón esta en tu boca Zarek, tienes derecho a saber que eres, en que te e convertido, por que y para que— frunció el seño, su rostro ahora era serio. —te contare mi historia primero, para que sepas quien soy yo, y así puedas saber quien eres tú; desde muy pequeño supe que yo era diferente a los demás niños, tenia habilidades especiales intuía esclarecidamente las habilidades de los demás, me alimentaba de una manera diferente no ingería todo tipo de alimentos, mis padres murieron cuando yo aun era muy pequeño, mi línea de sangre desciende de los hijos de Caín... —¿Caín?—  interrumpí escéptico —¿entonces esa leyenda que se cuentan sobre su descendencia y su pecado es real?— pregunte, el ignoro mis cuestionamientos y prosiguió con su relato —fui el séptimo descendiente de la generación numero siete de su línea sanguínea, por tanto adquirí su poder, soy un chupa sangre, un vampiro, un condenado a la inmortalidad. De muy joven al igual que tu tuve grandes habilidades de batalla, por esa razón me enliste en el ejercito, tenia 20 entonces, era lo bastante hábil como para que el rey dejara ir algo así, fue entonces como destaque entre los demás soldados y mi trascendencia fue grande entre las guerras, después te conocí, tenias 15 años entonces ¿recuerdas?— pregunto mirándome a los ojos —no por ahora, mis memorias mortales escasas —vi claramente tus habilidades,— continuo mirando el horizonte que traslucía en una ventana de la habitación. —Se que te preguntas que fue de mi en este tiempo, tal vez que creías que había muerto, pero, decidí ocultarme ya que llegue a la madures a los 25 años, tenia que llegar el momento de desaparecer, y prácticamente eso fue lo que hice por un tiempo, las demás personas no deberían darse cuenta de mi inmortalidad, ya que a partir de esa edad dejaría de envejecer, así que me aleje y quise conocer mas sobre mi historia; indague leyendas, y mitos que hablaban sobre nuestra raza, viaje a distintos lugares, conocí culturas diferentes, aprendí poco a poco a controlar mi sed, mis habilidades y demás dones. Aprendí lo suficiente en estos años que desaparecí, que estuve muerto— evoco una sonrisa frívola —fue entonces cuando decidí formar un mi propio grupo, mi línea de sangre— continuo —un clan, entonces supe que serias excepcional, único y decidí dejarte adquirir mas experiencia, así que fui paciente, e influí para que te dejaran enlistarte, te observe por mucho tiempo y cuide de ti, no quería condenarte a la fuerza, así que espere hasta encontrar el momento correcto para condenarte a la inmortalidad— me miro fijamente y sonrió— comenzó a caminar hacia un estante lleno de lujosas vestimentas —¿que pretendes conmigo?— pregunte —te he convertido en el primero de mis hijos, mi primer descendiente, no de vientre, pero si de sangre, la sangre mas pura que beberás en todos los tiempos— sonrió     —¿tu hijo?— pregunte —si, mi hijo, y aremos nuestra familia grande y poderosa, selecta y genuina, distinguida y elegante, yo seré el líder de este clan, tu como el primero de mis hijos eres mi heredero y mi mano derecha— me abrazo y beso mi frente —sabes, siempre te considere como así desde que comencé a cuidar de ti cuando tus padres fallecieron— correspondí su abrazo. Entonces fue cuando comprendí que mi vida había cambiado totalmente, me había convertido en un inmortal, en algo que jamás imagine ser, en algo inalcanzable, incomprensible a los ojos humanos.

    —Estoy dispuesto a aprender de ti— dije casi sin pensarlo —aunque es poca mi experiencia, pongo a tu disposición mis servicios "PADRE"— él asintió con la cabeza —suena bien que me llames padre Zarek, en realidad me agrada— dijo Amrraim mirándome a los ojos, mientras sujetaba mis hombros con sus gélidas manos  —te ves hambriento hijo, acompáñame, te mostrare como debes alimentarte—

1 coments:

Publicar un comentario en la entrada

MY MUSIC